Como sabemos, los coches actuales están repletos de sensores y testigos. De entre todos, uno de los más conocidos es el testigo ESP (control de estabilidad). A diferencia de otros testigos, que se encienden para señalar un suceso o indicar que algún sistema no va bien, el testigo ESP puede encenderse sin que eso signifique una avería, pero si se estropea, también se va a encender.

¿Un poco confuso, no crees? Pues por esa razón estamos hoy aquí hablando del testigo ESP. Normalmente estará apagado, pero puede llegar a encenderse de forma permanente u ocasional. A veces indicará una avería, otras solamente que está en funcionamiento.

En este post te explicaremos todo lo necesario sobre el testigo ESP, su origen, sus características y, lo más importante, cómo funciona y cuándo marca una avería.


¿Qué significa el testigo ESP?


Como tal, el testigo ESP hace referencia al sistema de control de estabilidad (Electronic Stability Program). Su función es la de corregir la deriva o posible deriva del coche cuando detecta que hay una pérdida de adherencia en alguno de los neumáticos.

Te podrás encontrar con que el nombre del sistema de control de estabilidad no es ESP, sino DSC (Dynamic Stability Control), o VDC (Vehicle Dynamic Control). Eso depende del fabricante pero, esencialmente, será el mismo sistema.

Como decíamos, su función es la de corregir un viraje (subviraje o sobreviraje) del vehículo. Para ello, se sirve de una serie de sensores, que detectan qué está ocurriendo, y de un sistema que le permite modificar el sistema de frenado.

Por ejemplo, en una curva muy cerrada es más sencillo perder el control del coche. Si en ese momento ves que el testigo ESP se enciende, esto significará que el sistema se ha activado. En ese momento podrás notar que “pierdes” el control del coche, pero en realidad, es el sistema ESP, modificando el frenado de la rueda/s afectada, corrigiendo la posición del coche, ayudándote en la conducción y a no perder la adherencia y volcar.

Según estudios, el ESP (Sistema de Control de Estabilidad) puede evitar cerca del 80% de los accidentes por pérdida de adherencia a la carretera.


Origen del testigo ESP


El primer coche en llevar equipado el ESP fue un Mercedes-Benz Clase S, en 1995. La tecnología fue desarrollada por Bosch, dentro de su acuerdo con Daimler. Sus inicios en realidad fueron bastante anteriores, y tendríamos que remontarnos a los primeros años ochenta del siglo XX.

Actualmente, y desde el 01/11/2014, la instalación de la tecnología ESP es obligatoria en todos los vehículos con una masa máxima inferior a 3,5 toneladas dentro de la UE.

Por cierto, no siempre se llamó ESP. El primer modelo, el Mercedes del que hablábamos, primero en estrenar el sistema cuando se llamaba Elektronisches Stabilitätsprogramm


Cómo funciona el sistema ESP


El ESP comparte elementos con otros sistemas como el ABS, el control de tracción y el de ayuda en pendiente. De hecho, es un sistema que nace a partir del ABS y de las tecnologías de control antideslizante.

testigo esp soluty

Sensores: instalados en diferentes partes del vehículo, se encargan de detectar y recoger la información sobre la dirección que está tomando el coche. Consta de sensor de ángulo de giro del volante, del pedal de freno, de acelerador y de ángulo de guiñada (el giro del coche sobre su eje vertical) y de giro de las ruedas

  • ECU: la Unidad de Control Electrónico procesa la información recogida por los sensores y envía las órdenes correspondientes al grupo hidráulico. La ECU decide, conforme a los parámetros enviados por los sensores, si se está produciendo un desfase entre la posición de las ruedas según el volante y la dirección de las ruedas.
  • Grupo hidráulico: ejecuta los comandos que le envía la ECU. Acciona el sistema que controla los frenos, compuesto por un motor-bomba y un depósito para el líquido hidráulico.

  • Cuando el ESP se activa, toma el control de tracción administrando la cantidad de potencia que llega desde el motor a las ruedas, habitualmente reduciéndola para evitar que el coche marche sin control y tenga mejor capacidad de agarre.

    De esta manera, cuando se excede el límite de adherencia, el ESP se activa (se enciende el testigo) y modifica la fuerza de frenado para evitar un derrape (subviraje o sobreviraje).

    ¿Por qué se enciende el ESP cuando no se activa?

    Como dijimos al principio, que se encienda el testigo ESP no tiene por qué ser motivo de alarma, necesariamente. Por lo general estará apagado, pero se encenderá cuando se active y entre en funcionamiento.

    Sin embargo, hay otras razones por las que se podría encender: porque ha sido desactivado o porque alerta de una avería.

    Si ha sido desactivado, será necesario reactivarlo. Puede que tu coche tenga o no la opción de desactivar el ESP. En ocasiones puede resultar útil desactivarlo si es posible. Por ejemplo, cuando circulamos sobre un terreno con hielo o resbaladizo, el uso del freno está desaconsejado porque el vehículo sí puede perder el rumbo.

    Cálcula tu renting en 4 pasos. Encuentra el coche que mejor se adapta a ti


    En el caso de que indique una avería, esta puede ser por diferentes motivos que ahora examinaremos:

    Testigo ESP indica avería ¿Qué está ocurriendo?


    Descartado que el testigo ESP se haya encendido porque ha entrado en acción o porque esté desactivado, sólo nos queda la posible avería. Veamos cuáles son las causas más comunes:

    Fallo en el interruptor del freno:

    Uno de los problemas más comunes tiene que ver con el interruptor de freno, que indica al sistema ESP que el freno está accionado. Para detectarlo, hay un interruptor instalado en el freno que se comunica con el ESP. Si está defectuoso, el testigo ESP puede encenderse.

    Fallo en el módulo ABS:

    Como dijimos antes, el ESP actúa junto al ABS, razón por la cual, una avería en este último repercute en el sistema de control de estabilidad. Puede darse que el módulo ABS esté sucio o falle el contacto, lo que hará que el testigo ESP se encienda, junto al de ABS.

    Otro tipo de avería, más complicada, en el módulo ABS es la que se por picos de tensión o al tener un accidente. En ese caso, habrá que sustituirlo.

    Igualmente, los anillos de ABS, que son parte de los sensores, pueden romperse, estropeando la medición y dando valores engañosos, que hacen que el ESP se encienda.

    Fallo en el módulo de control de tracción:


    El módulo de tracción es uno de los responsables del control de frenado. Como su propio nombre indica, se encarga de evitar la pérdida de tracción, para lo que monitoriza la velocidad de las ruedas. Su avería o un pequeño desperfecto afectará tanto al sistema ABS como al ESP.

    Fallo en el voltaje de la batería:


    Una batería en malas condiciones puede suponer una serie de fallos eléctricos en los sistemas del coche, entre otros, el encendido del testigo ESP.

    Fallo en el tamaño de las ruedas:


    Una práctica habitual al cambiar las ruedas es intercambiar la pareja trasera por la delantera y poner un nuevo par en el eje trasero. Si se da la circunstancia de que el tamaño varía entre unas y otras, el ESP puede encenderse al detectar un mal funcionamiento.

    Fallo en ruedas atascadas:

    Si ha entrado suciedad en las ruedas, y es más habitual de lo que pensamos, sobre todo si metemos el coche por una vía forestal o en un terreno embarrado, algún elemento como una rama, hojas o barro puede dificultar la labor del sensor, por lo que el testigo ESP se encenderá indicando avería.


    Fallo en el cuerpo del acelerador:

    El acelerador también interviene en el sistema ESP, controlando la salida de potencia cuando el coche comienza a deslizarse. Si por alguna razón se averiara, el ESP se encendería.

    Fallo en el sensor de dirección:

    El sensor del ángulo de dirección también forma parte de los sistemas que emplea el ESP, ya que lo utiliza para calcular la situación de viraje. Un fallo de programación o una avería eléctrica en el sensor de dirección también motiva el encendido del ESP

    Testigo ESP encendido, qué te puedes esperar

    Ya hemos visto los motivos por los que el testigo ESP se puede encender cuando no está funcionando e indica una avería en el sistema. Que se averíe el ESP no te impedirá conducir, pero, por supuesto, el sistema no funcionará correctamente.

    Puede darse la circunstancia de que el testigo se mantenga iluminado con el chequeo inicial del propio coche. En ese caso, apagar y volver a encender el coche puede ser una buena práctica, ya que es posible que haya habido un error en la comprobación.

    Si el testigo sigue encendido, tocará probar a mover el coche unos metros, cambiándolo de posición, y volviendo a probar a realizar nuevamente el chequeo. Tal vez uno de los sensores no esté recogiendo la información correctamente.

    Si el problema persiste deberás llevar el coche al mecánico para que utilice la máquina de diagnosis y detectar dónde se encuentra el problema que inhabilita el sistema ESP. Ten en cuenta que, aunque el vehículo pueda seguir su marcha, la gestión del motor puede verse comprometida y limitar la potencia del coche mientras el fallo persiste.


    Como has podido comprobar, el sistema ESP es uno de nuestros grandes aliados, y podemos encuadrarlo dentro de los sistemas de seguridad activa. Por nuestra parte, no podemos dejar de recomendarte que te pases por nuestro catálogo de coches de renting para particulares, autónomos y empresas. Comerciamos en modalidad de renting modelos actuales con todo tipo de prestaciones de seguridad.