Significado de los testigos luminosos del coche


Los testigos luminosos del coche están ahí, cada vez hay más y han venido para quedarse. Atrás quedan los tiempos en los que apenas había cuatro o cinco testigos por coche, y todos los reconocíamos.

Actualmente, y lo hemos venido viendo en otros posts de nuestro blog, la tecnología y los sistemas de asistencia han avanzado muchísimo. Los últimos modelos en salir al mercado llegan a contar con hasta 100 testigos luminosos que nos informan acerca de multitud de aspectos de nuestro vehículo.

Cuando nuestro coche tiene un fallo o detecta que algo no va todo lo bien que debería, en el cuadro de mando se iluminan algunos testigos siguiendo, generalmente, un código de colores. Cada fabricante utiliza sus propios testigos y colores, por lo que de un coche a otro puede haber grandes diferencias.

Es importante que conozcamos los testigos luminosos de nuestro coche y los identifiquemos para poder actuar de la mejor manera posible. En este artículo haremos un repaso de los más importantes y su función.

¿Cuáles son los testigos del coche?


Los testigos del coche son todos aquellos iconos que se iluminan y que se encuentran ubicados en el cuadro de mando. A través de los diferentes sensores que inundan nuestro vehículo, están programados para encenderse y alertar al conductor sobre muy diferentes cosas, como, por ejemplo, desde qué luces están encendidas (cortas, largas, antiniebla) hasta si hay un error en el sistema antipolución

Como puedes ver, los testigos luminosos del coche tienen un significado, que puede ser informativo o de alerta. A veces también actúan de forma sonora, como cuando sales del coche sin apagar las luces o si te dejas las llaves puestas en el contacto. Aquí, cada fabricante y cada modelo tienen sus especificaciones.

No hay una normativa, pero casi


Estas señales están categorizas según su nivel de peligrosidad, pero no todos los fabricantes las utilizan de la misma manera. De hecho, no hay una normativa al respecto ni una estandarización en cuanto a los iconos luminosos ni su respuesta.

Cada modelo puede presentar testigos diferentes para representar la misma alerta. Muchas son idénticas, como las señales de las luces o de repostaje, pero otras no lo son tanto, y puede resultar un poco confuso, sobre todo si cambias de vehículo a menudo.

Ocurre igual que con las cajas de cambio, el control del aparato de radio, la calefacción, etc., que, si bien todos los coches funcionan de forma parecida, todos tienen sus peculiaridades que debemos aprender si queremos conducir de forma confortable y segura.

Como tal, no existe una ley que obligue a los fabricantes a estandarizar sus sistemas de advertencia, por lo que conviene siempre tener el manual de nuestro coche a mano.

¿Qué significan los colores de los testigos del tablero?


Una vez advertimos que se ha iluminado uno de los testigos del coche, lo primero que tendremos que hacer será mantener la calma y tener en cuenta el código de colores de los testigos luminosos del coche.

En pocas palabras, si el testigo es de color rojo o amarillo, naranja o ámbar, tendrás que detener el vehículo o pasarte por el taller (recuerda, si contratas un coche de renting tendrás a tu disposición toda una red de talleres autorizados). Si el testigo es blanco, azul o verde, lo más seguro es que sean de carácter informativo. 

En los vehículos más modernos, además de los testigos, también pueden aparecer ventanas con información y pictogramas, textos o recomendaciones.


Testigos de color rojo

Cuando el testigo del coche que se ilumina es de color rojo, suele indicar que el problema es grave, y deberemos detener el coche lo antes posible y ponernos en contacto con asistencia en carretera o un taller.

Testigos de color amarillo, ámbar o naranja

Si el testigo iluminado es de color amarillo, ámbar o naranja, indicarán un fallo grave, pero no definitivo, en algún sistema. En principio, este tipo de testigos no significarán que tengas que detenerte, pero sí es recomendable que te informes cuanto antes y pongas los medios necesarios para que ese testigo no pase a ser de color rojo.


Testigos de color blanco, verde o azul

En el caso de que el testigo encendido sea de color blanco, verde o azul, el coche nos estará informando sobre el uso de algún sistema (luces encendidas, por ejemplo) o sistema de asistencia, como el nivel de combustible y su uso, el control de velocidad, etc.

¿Por qué se encienden los testigos al arrancar el coche?

Ocurre que, antes de arrancar el coche, cuando vas a accionar el contacto, muchos de los testigos luminosos del coche se encienden o parpadean. Esto no significa nada malo, simplemente es un proceso de verificación de si todo está correcto antes de poner el coche en marcha.

En algunos casos el testigo se apagará cuando el sistema que corresponde empiece a funcionar de forma correcta. Es el caso, en ocasiones, del símbolo del termómetro azul indica que el motor está todavía frío, y desaparece una vez se ha calentado.

Si todo está en buen estado, los testigos se apagarán en cuanto arranques.

¿Qué significa cada testigo luminoso del tablero?

Como hemos visto, no todos los fabricantes muestran de la misma manera la información en sus testigos, pero muchos de ellos se han estandarizado de forma natural, sin regulaciones de por medio, y son rápidamente identificables.

Tabla de testigos

A continuación, te dejamos con un listado completo de los testigos más comunes que pueden iluminarse en el cuadro de mando de un coche:


Testigo de abandono de carril

No todos los coches del mercado incorporan este sensor y este testigo, pero es cada vez más habitual como sistema de asistencia. Su alerta no siempre es únicamente luminosa, sino que también suele ser sonora o incluir una vibración en el volante que alerte al conductor.

Lo más común es que este testigo luminoso cambie de color según esté activo o no y haya detectado las líneas de la carretera. Es decir, si el sistema está activado, el testigo será de color blanco o verde. Si se activa, cuando pisamos una línea y abandonamos el carril por el que conducimos, cambiará de color


Testigo ABS

Normalmente, el encendido del testigo ABS lleva consigo también que se encienda el testigo de control de estabilidad, que depende del ABS para su correcto funcionamiento.

El testigo luminoso del ABS suele encenderse cuando se hace una frenada brusca sobre un terreno inestable o resbaladizo, e indica que el sistema no es capaz de bloquear las ruedas de tu coche. Que se encienda es sinónimo de ir al taller con rapidez si se queda encendido de forma fija. El ABS es uno de los sistemas clave para la seguridad del vehículo y sus ocupantes.

Si se enciende forma repetitiva significa que hay un defecto en el funcionamiento del sistema. Esto no limita el sistema de frenado pero si la función automática de bloqueo de la que se encarga el ABS.

Un problema agregado es que el sensor de funcionamiento del ABS y el ESP también se encarga de controlar la presión de los neumáticos. De este modo, si el testigo se enciende o parpadea, será mejor que revises tanto el ABS como el ESP, el sistema de frenado en sí y la presión y estado de las ruedas.


Testigo airbag

El testigo del airbag indica que alguno de los airbags no está operando de forma correcta. Puede ser porque uno de ellos se haya desactivado a propósito, pero el sistema no sabe de intenciones e iluminará igualmente el testigo. De lo contrario, puede tratarse de que esté bloqueado, lo que sería un peligro en caso de posible accidente.


Testigo asistente de ángulo muerto

Este testigo es una de las innovaciones que todavía están empezando a asomar en los coches. Informa al conductor, a través de la información recogida por los sensores instalados en las aletas traseras del vehículo, de la presencia de otro coche dentro de un perímetro concreto.

Los ángulos muertos son los culpables de un porcentaje bastante elevado de accidentes. En este caso, cada fabricante utiliza su propia tecnología para este testigo luminoso, por lo que su funcionamiento no está estandarizado. 


Testigo bombilla fundida

Este testigo se ilumina en el caso de que el coche detecte que una de las bombillas se ha fundido. Según lo sofisticado del sensor, en el cuadro de mando podremos ver desde que tenemos una bombilla fundida, sin saber de cuál se trata, hasta cuál es la bombilla afectada, para que podamos proceder a cambiarla.

Conducir con una bombilla fundida no supone una multa, pero sí afecta a la seguridad de la conducción, pues limita nuestra visión y la de los demás conductores que se cruzan con nosotros.


Testigo de cambio automático

Si nuestro coche es automático, cuando se produzca una avería en el sistema de cambio, se encenderá el testigo luminoso de cambio automático. Si la avería afecta al cambio, puede activarse un sistema de emergencia que limita su funcionamiento a sólo tres marchas.

Las averías más comunes son en el tambor de los discos de embrague, el desgaste de la caja de cambios o un problema relacionado con la bomba de aceite, que impide que el coche se mueva y que suele desprender olor a quemado.


Testigo cinturón de seguridad

Es un testigo común que nos indica que alguno de los ocupantes (según el coche sólo los de la parte delantera, o todos) no lleva puesto el cinturón de seguridad, que recordemos, es obligatorio.

Este testigo suele iluminarse en color rojo, que antes dijimos que significa gravedad y visita al taller. No es el caso, el uso del cinto es obligatorio pero no supone un problema para el funcionamiento del coche.

Es frecuente que vaya acompañado de una indicación sonora cuando arrancas el coche y alcanzas cierta velocidad.


Testigo control de crucero

Este testigo suele indicar, cuando se ilumina, que está en funcionamiento, controlando la velocidad a la que circula el vehículo. Normalmente es de color verde.


Testigo descanso recomendado

Este es uno de los testigos más avanzados y menos comunes. Detecta, por los movimientos del volante, si el conductor parece necesitar un descanso.


Testigo dirección asistida

Probablemente, antes de que se encienda este testigo ya habrás notado que algo va mal. El volante se pondrá más duro y costará más hacer los giros. La dirección asistida fue toda una revolución en cuanto a confort conduciendo.

El testigo te alertará de que la dirección asistida ha dejado de funcionar.


Testigo ESP

El testigo ESP hace referencia al sistema de control de estabilidad del coche. Actúa frenando individualmente las ruedas en situaciones de riesgo, para evitar que el coche derrape o pierda el control.

Tiene dos variantes, una en la que se indica el icono, que alerta de que el sistema ha entrado en funcionamiento (a veces se acompaña de señal acústica), y otra con la leyenda OFF, que muestra que ha habido una avería o que se ha desactivado el ESP.

Si hay una avería deberás extremar la precaución y no hacer movimientos ni frenazos bruscos antes de que puedas llevar el coche al taller.


Testigo filtro de partículas

El sensor que se encarga de activar el testigo luminoso del filtro de partículas mide la diferencia de presión del filtro de partículas, e indica que el filtro debe realizarse el limpiado automático del filtro o su sustitución.


Testigo freno de mano

El testigo de freno de mano usualmente nos indica que el freno de mano está activado. Sin embargo, en algunos casos existen dos tipos de testigo: el de freno con una exclamación, que indica un problema en el líquido de freno o en el sistema en sí, como puede ser un desgaste en las pastillas; y el de freno con una letra P, que en este caso indicaría que el freno de mano está levantado.


Testigo hielo sobre la calzada

Este testigo luminoso no indica exactamente la presencia de hielo en la carretera, sino el riesgo de que haya hielo. Se activa cuando el coche detecta que la temperatura está por debajo de los 3ºC.


Testigo inmovilizar vehículo

Indica que el sistema de bloqueo electrónico o el sistema antirrobo no están funcionando correctamente, lo que puede suponer la inmovilización del coche.


Testigo luces antiniebla

Este es un testigo luminoso que nos informa de que llevamos encendidas las luces antiniebla. Hay una diferenciación, en este caso, según se trate de las luces antiniebla traseras o delanteras. En el caso de las traseras, el testigo será de color amarillo, ámbar o naranja; en el de las delanteras, suele ser de color verde. Es la forma de identificar cuáles llevamos encendidas.


Testigo luces largas

Al igual que ocurre con las luces antiniebla, las largas tendrán, por lo general, un testigo de color azul para indicarnos que están encendidas. Es la forma de llamarnos la atención en contraste con la iluminación normal del resto del panel, para que estemos atentos en caso de poder deslumbrar a otros conductores.


Testigo luz de carretera automática

Las luces largas pueden encenderse también de forma automática cuando el sistema del coche detecte que hay poca visibilidad y no hay riesgo de deslumbramiento.


Testigo marcha recomendada

Tal vez no sea un testigo como tal, pero desde hace unos años todos los coches disponen de un indicador de marcha recomendada según las revoluciones a las que esté girando el motor. Es un sistema de asistencia para ayudarnos a llevar una conducción más eficiente.


Testigo nivel bajo de aceite

Los problemas que puedan surgir con el aceite (elemento clave de todo coche), se muestran a través del icono de una aceitera. Cuando se ilumina puede indicarnos que el nivel de aceite ha bajado.

Como se trata de un tema crucial, lo primero que tendrás que hacer será detenerte en un lugar, preferiblemente plano, para poder comprobar el nivel de aceite y añadir más si fuera necesario. Si aparcas en una zona de cuesta, la medición sería poco precisa.


Testigo nivel de combustible

Probablemente esa el más conocido. El diseño del indicador del combustible se ha mantenido prácticamente intacto a lo largo de las décadas. Actualmente, a la clásica manecilla que indica el nivel, se ha añadido un testigo luminoso que se ilumina cuando el coche entra en reserva.

Por lo general, esto significa que, según el fabricante, al coche le quedan entre 50-80 km de autonomía real, por lo que no debería ser un problema llegar a la siguiente gasolinera para que poder repostar.


Testigo pastillas de freno

Este testigo se enciende en el momento en que una de las pastillas de freno se ha desgastado lo suficiente como para que haya dejado de contactar con el disco. El funcionamiento del freno pasa entonces a estar comprometido, lo que es un problema para nuestra seguridad.

Conviene acercarse a un taller para que revisen las pastillas y las cambien


Testigo pisar el freno

Este testigo es habitual en los coches automáticos. Se ilumina, generalmente en amarillo, ámbar o naranja, cuando la palanca se encuentra en P, lo que significa que para moverla es necesario pisar el freno.

Una vez se pisa el freno, el testigo pasa a color verde. Este sistema se llama Interlock e impide que un coche automático pueda avanzar sin estar nadie al volante.


Testigo precalentamiento diésel

En coches diésel, antes de encender el coche hay una fase de precalentamiento, un testigo que se enciende antes de arrancar el coche.

No debemos encender el coche antes de que el testigo se apague, y llamar al taller en el caso de que no se llegue a apagar o se mantenga encendido tras arrancar, ya que estaría indicando una avería en el calentamiento del motor, que puede ser un problema leve o uno grave.


Testigo presión de aceite

Totalmente relacionado con el testigo luminoso de nivel bajo de aceite. En este caso, indica que la presión de aceite en el motor es insuficiente, por lo que este podría dañarse de forma inminente. 


Testigo presión de neumáticos

Desde 2014, todos los coches comercializados en la UE están obligados, por ley, a instalar sensores de presión de neumáticos en todos los vehículos nuevos que indiquen si ha habido un pinchazo. Este testigo del coche nos indica cuando un neumático (o dos o varios), han perdido presión con respecto a la recomendación del fabricante.

Una presión diferente entre las ruedas del mismo eje significa problemas en la dirección, mayor consumo de combustible, problemas de agarre al asfalto y un desgaste diferente entre cada rueda, que puede traer problemas a la larga.

Por lo general, cuando hinches las ruedas, el sensor lo detectará y actualizará la presión, apagando el testigo, pero hay modelos en los que se hace necesario reiniciar el sistema de detección de presión para que el coche vuelva a iniciar la supervisión de la presión de los neumáticos.


Testigo problema de emisiones

Este testigo del coche parpadeará en caso de que se estén dando unos parámetros anormales en la gestión del motor, del encendido, del tubo de escape o del sistema de inyección de combustible. En principio parpadeará, pero de llegarse a quedar fijo lo más conveniente será visitar un taller y pasar una máquina de diagnosis al vehículo.


Testigo puertas abiertas

Este testigo, que a veces no existirá como tal y formará parte de la información del cuadro de mando, indica si hay alguna puerta abierta. Según el modelo, puede indicar qué puerta es exactamente la que permanece abierta.


Testigo rellenar adblue

La falta de adblue puede hacer que el coche no pueda arrancar. Por esta razón, este testigo luminoso nos indicará el momento en el que el líquido adblue comienza a escasear.

Todavía habrá margen para recargarlo desde que se ilumina el testigo, pero conviene estar atentos y mantener un nivel de adblue adecuado.


Testigo sin líquido limpiaparabrisas

El líquido limpiaparabrisas, que puede ser agua, agua con jabón, un producto concreto, etc., es otro de los testigos que no son cruciales para conducir, pero sí pueden llegar a resultar peligrosos en caso de que los cristales delantero y trasero se ensucien lo suficiente como para restarnos visibilidad.

En cualquier caso, si se ilumina este testigo convendrá no sólo rellenar el depósito, sino también revisar si las mangueras están bien conectadas y el sistema funciona.


Testigo START STOP

El START STOP es un sistema que incorporan algunos modelos desde hace unos años y que permite que el motor se apague automáticamente cuando el coche se detiene, a fin de hacer un mejor uso del consumo.

Cuando el testigo se ilumina puede indicar dos cosas: que el sistema ha sido desactivado por el usuario (por defecto está activado); o que el sistema esté dañado o no funcione en ese momento, tal vez porque el motor no ha alcanzado todavía la temperatura idónea o porque el climatizador está funcionando a un nivel demasiado alto.


Testigo temperatura líquido refrigerante

Junto con el aceite, el líquido de refrigeración es uno de los complementos más importantes el motor, ya que si no se refrigera correctamente podemos enfrentarnos a un problema realmente serio.

Si este testigo se ilumina deberás detener el coche lo antes posible y comprobar el nivel del líquido. Fíjate también si el motor está muy caliente, y espera a que enfríe para retomar la marcha. Si el testigo sigue encendido, vuelve a parar el coche y llama a asistencia en carretera.

Otra razón por la que este testigo se puede encender es que la temperatura del líquido refrigerante está por debajo o por encima de lo recomendado por el fabricante.



Como has podido comprobar, en los coches actuales impera cada vez más la tecnología. Eso no nos debe hacer descuidar otros aspectos que los testigos no indican y que pueden suponer una avería, como fugas de líquido, malas combustiones, etc.

En cualquier caso, el sector de la automoción no ha parado de mejorar desde su aparición y eso ha redundado en que cada vez es más seguro y cómodo conducir. Esperamos que esta entrada te haya ayudado a resolver algunas dudas sobre el significado de los testigos luminosos del coche.