¿Qué ocurre cuando falla el sistema antipolución?

Todos los coches actuales con motor de combustión vienen equipados con un sistema antipolución . Se trata de un sistema que, a pesar de sufrir el desgaste propio del uso y requerir un recambio, utiliza un mecanismo de regeneración para seguir siendo eficiente.

¿Qué ocurre cuando falla? Como veremos, el fallo del sistema antipolución es algo que puede ocurrir con cierta facilidad, bajo unas determinadas condiciones. De todos modos, si conocemos su funcionamiento podemos mitigar estos errores y alargar la vida útil del sistema.

En este post haremos un repaso a la historia y normativas que hay detrás de este tipo de sistemas, cómo funcionan y qué supone un fallo en el sistema antipolución.

La contaminación de los coches, cómo se produce y cómo se evalúa

fallo sistema antipolucion - Soluty

Todos tenemos interiorizado que los coches contaminan a través de sus emisiones, pero probablemente no tengamos tan claro cómo se producen y qué medidas se toman para mitigar su impacto ambiental.

Lo cierto es que la contaminación de los vehículos de motor no siempre ha estado tan controlada, ya que no fue hasta mediados del siglo pasado, y de forma muy tímida, cuando se empezó a legislar acerca del control de emisiones de automóviles.

La preocupación fue subiendo hasta que, en los años ochenta, por lo menos en Europa, se empezó a trabajar en la normativa Euro, que es la encargada de regular los límites de emisiones para los vehículos nuevos vendidos en la UE.

Pero ¿cómo contamina un coche? Bien, la contaminación que produce el tráfico es la que se causa por la combustión de combustibles fósiles, a través de sus productos derivados gasoil y gasolina. Hay más formas de contaminación, por ejemplo la dispersión de impurezas del asfalto a través de las ruedas, pero en este post nos centraremos en la emisión como tal y en el fallo del sistema antipolución en particular.

Los motores de combustión interna emiten diferentes clases de gases y partículas a la atmósfera. En concreto, óxidos nitrosos, monóxido de carbono, dióxido de carbono y partículas de plomo, dióxido de azufre y sulfuro de hidrógeno. Incluso amianto con el uso de los frenos.

Como podemos ver, un coche contamina de muchas maneras y emite diferentes tipos de partículas contaminantes.

El gasoil y la gasolina contienen impurezas que el motor de combustión quema. Son las impurezas no quemadas las que suponen las emisiones. Es más, si el combustible con contuviera impurezas, las únicas emisiones serían anhídrido carbónico, oxígeno y agua.


Combustión completa:

HC + O2 ----- CO2 + H2O + calor

Combustión incompleta:

HC + O2 ----- CO + CO2 + H2O + Calor


Como anticipamos, en Europa es la normativa Euro la que se encarga de regular los límites permitidos de emisiones de los vehículos. Para ello, utiliza cinco marcadores diferentes, que regulan las emisiones de: