El coche eléctrico es cada vez más valorado por aquellas personas que valoran cambiar su vehículo. Lo refrenda el aumento, en 2021, de las matriculaciones, que muestra un aumento del 78,74% con respecto al año anterior.

Todos estamos muy acostumbrados a hacer un cálculo rápido de cuánto nos cuesta llenar el depósito de nuestro coche de combustión. A fin de cuentas, sólo se trata de ir a una gasolinera y ver el precio del combustible en el panel.

Sin embargo, el coche eléctrico deja muchas más dudas acerca de su recarga, ya que no se puede hablar de una única manera de cargar el vehículo. Además, hay que tener en cuenta una serie de variables que incluyen el tipo de batería, la carrocería, los cables, la conexión, los puntos de repostaje, etc.

En este post explicaremos, con detalle, todo lo necesario para entender cuánto tarda en cargar un coche eléctrico. No nos meteremos mucho en el precio porque depende, entre otras cosas, del coste de la factura de la luz.

Tipos de carga

cuanto tarda en cargar un coche electrico - Soluty

Una diferencia entre los vehículos de combustión y los eléctricos o híbridos es que los primeros rellenan su depósito al mismo ritmo, siendo el tamaño la única diferencia (claro, no es lo mismo llenar el depósito de un Fiat 500, que el de un camión). En el caso de los coches eléctricos, como mencionamos antes, entran en juego factores como la carrocería o la capacidad de carga de la batería.

Existen diferentes tipos de carga y, por lo tanto, diferentes tiempos de carga. Cuánto tarda en cargar un coche eléctrico tendrá una única respuesta válida, y es: depende de dónde esté conectado y el tipo de carga que emplee. Puede ser un punto de carga en un garaje particular o de una comunidad de vecinos, en una electrolinera, un centro comercial, etc.

Por lo general, un coche eléctrico puede tardar en cargarse desde minutos, con las perspectivas más optimistas, hasta muchas horas (5, 8, 24, no hay realmente un cálculo del todo fiable).

Hay diferentes tipos de carga, que son: carga lenta, carga semirrápida y carga rápida:


Carga lenta/carga normal. Modos 1 y 2

La capacidad media de la batería de un coche eléctrico es de unos 50Kw (cómo pasar de kw a cv), por lo que, para saber cuánto tiempo tardaremos en cargarla deberemos hacer una cuenta simple según la capacidad del punto de recarga.

La carga lenta (Modo 1) es la que se venía haciendo con un conector tipo Schuko, el enchufe convencional de toda la vida que, lamentablemente para los coches eléctricos, suele estar limitado a un máximo de unos 16 amperios (3,7Kwh). Por lo que, para rellenar la carga completa de un eléctrico medio:

50Kw/3,7Kwh = 13,15 horas
Por esta razón, la carga lenta ya no se utiliza. Además, la red puede ser inestable en algunos momentos y aumentar los tiempos de carga. Adicionalmente, lo más recomendable sería contar con una instalación específica, con un cable más grueso de lo normal, por ejemplo.

Por su parte, la carga normal es la que se hace con el coche conectado a un punto de recarga dedicado, a través de un Wallbox, que permite cargar tanto una moto como un coche a través de corriente alterna a 16 A, desde los 3,6 kW hasta los y 7,4 kW de potencia. En ese caso:


50Kw/7,4Kwh = 6,75 horas
Lo ideal, viendo estos tipos de carga, sería contratar una tarifa valle nocturna y utilizar un tipo de carga con una potencia comedida, que haga sufrir poco a la batería de nuestro vehículo y no afecte a su vida útil.

Y esto siempre que hablemos de un coche 100% eléctrico. Si hablamos de un híbrido enchufable, los tiempos bajan hasta las 2-4 horas de media.

¿Cuánto cuesta instalar el punto de recarga de un coche eléctrico?


Descartada la carga lenta y apostando por una Wallbox, el coste de instalación puede estar en torno a los 700-1500€. Afortunadamente, existen las ayudas a turismos Moves III, que pueden llegar a cubrir el 80% del coste de la instalación:

DestinatariosAyuda (%del coste subvencionable)

Localización GeneralMunicipios de menos de 5.000 habitantes
Autónomos, particulares, comunidades de propietarios y adminitración70%80%
Empresas, recarga de acceso público y P≥50kW

35% Gran Empresa

45% Mediana Empresa

55% Pequeña Empresa

40% Gran Empresa

50% Mediana Empresa

60% Pequeña Empresa

Empresas, puntos de recarga de acceso privado o acceso público de P≥50kW30%40%

Carga semirrápida (ITC-BT 52). Modo 3

La carga semirrápida (Modo 3), es el tipo de recarga que ofrecen los puntos de uso público. Permite una recarga trifásica tanto en zonas públicas como residenciales y comerciales, obteniendo una potencia de unos 400V y 16A, lo que mejora la velocidad de carga. En este caso, hablaríamos de unos 11Kwh de potencia, por lo que:

50Kw/11Kwh = 4,54 horas
Este tipo de recarga ofrece una segunda posibilidad de hasta 63A y una potencia de entre 22-43 Kwh, lo que daría unos tiempos de carga tan sorprendentes como:

50Kw/43Kwh = 1,16 horas

Carga rápida. Modo 4


En las estaciones de carga rápida, que puedes consultar en electromaps ofrece puntos de carga de hasta 150KW, en las que una batería media tardaría en recargarse poco más de media hora. Es el tipo de carga ideal para viajes largos programados.

Este tipo de puntos de recarga requieren de una infraestructura especial para poder entregar ese tipo de potencia. Se hace a través de corriente continua, aunque también existe la posibilidad de la carga con corriente alterna que mejorarían todavía más, si cabe, los tiempos de carga.

Desde luego, son una opción de cara al futuro, porque todavía no están especialmente extendidas. Lo interesante es que muchos coches eléctricos e híbridos enchufables ya los tienen en cuenta (los puntos de recarga) a la hora de realizar sus itinerarios.

El futuro de las baterías, ¿aluminio a la vista?

Puede que en los próximos años nos despidamos de las baterías de iones de litio con las que llevamos familiarizados tanto tiempo. El Instituto alemán Fraunhofer investiga la opción de las baterías de iones de aluminio, enfocadas especialmente en los vehículos eléctricos. 

Las perspectivas serían de una carga mucho más rápida con pocas pérdidas residuales y una vida útil de unos 1.000 ciclos de carga.

Puntos de carga

Como hemos ido mencionando, para saber cuánto tarda en cargar un coche eléctrico conviene tener en cuenta, principalmente, el punto de carga que se va a emplear. Según sea la potencia que emite el punto de recarga, nuestro coche cargará a mayor o menor velocidad.

Tipos de enchufe

mennekes

Veamos, a continuación, los diferentes puntos de carga de los que hemos hablado antes:

Wallbox, ¿qué es?

Wallbox es, en realidad, el nombre de un proveedor, pero su nombre se ha popularizado tanto que ahora al aparato que instalamos lo denominamos con el nombre del fabricante.

Como su nombre indica, es una caja que se instala en una pared. En este caso, permite cargar a través de corriente alterna en modo 3, enviando hasta 22Kw de potencia, de forma variable y segura. Algunos modelos ofrecen, para ello, un controlador dinámico de potencia, que actúa según la cantidad de equipos conectados a la red.

Las wallbox se pueden instalar en garajes privados o comunitarios y empresas. Va a depender de una potencia mínima contratada de 4,6kw y puede instalarse, además de sobre una pared, en un pedestal o desde el techo del garaje.

Schuko

El conector Schuko es lo que conocemos, en Europa, como un enchufe convencional. Está regulado por el estándar CEE 7/4 Tipo F, soporta corrientes de hasta 16ª (3,7Kw) y, en el caso que nos ocupa, el de los coches eléctricos, es poco eficiente, ya que sólo permite la recarga lenta y sin comunicación con el vehículo.

Mennekes IEC 62196-2

El conector IEC 62196 Tipo 2 (conocido como Mennekes) es el que se conecta al vehículo y es un estándar a nivel mundial. Acepta que la electricidad suministrada provenga de una toma monofásica o trifásica, de corriente alterna o continua directa.

Tiempos de carga y costes

Ya hemos visto los tiempos de carga y sus tipos. Ahora bien, además de saber cuánto tarda en cargar un coche eléctrico a todos nos gustaría saber qué coste significa cada tipo de carga y cuánto dura la batería de un coche eléctrico.

Teniendo en cuenta que calcular el coste es muy difícil porque depende del precio últimamente tan fluctuante (hacia arriba) de la tarifa de la luz, la respuesta es muy difícil, pero intentaremos darla.

¿Cuánto tiempo dura la batería de un coche eléctrico?

Se estima que la batería de un coche eléctrico tiene una vida útil, aproximada, de unos 150.000 km, lo que equivale a unos 3.000 ciclos de carga. Tras ese tiempo, la batería mermará sus prestaciones y capacidad sobre un 25%. Seguirá funcionando pero su rendimiento será ¼ peor en comparación con una batería nueva.

Hay algunos factores que, sin embargo, pueden hacer bajar estas estimaciones. Por ejemplo, las baterías de iones de litio no se llevan bien con las temperaturas extremas, tanto frío como calor, ya que hacen que se degraden con mayor rapidez.

Por otra parte, el uso de estaciones de carga rápida de nivel 3 también afecta a la vida útil de la batería. El alto voltaje de estas estaciones contribuye a acelerar la carga, pero también genera calor en la batería, afectando a su rendimiento.

Dejar que la batería se descargue por debajo del 20% también causa estrés y afecta a su vida útil. Lo ideal es mantener una carga entre el 20-80% si queremos que funcione de la forma más eficiente.

¿Cuánto cuesta cargar la batería de un coche eléctrico?

Unido a la pregunta de cuánto tarda en cargar un coche eléctrico está la de la del coste de su carga. Afortunadamente, podemos consultar la web eurosx100km dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Si tomamos como ejemplo un Fiat 500 2 híbrido, tenemos los siguientes resultados:

MarcaModeloConsumoCoste
Fiat500 Serie 9 Híbrido 1.0 Gse 51kw (70CV)
5.15(WLTP)
7.35 €/100km (WLTP)
Hasta aquí llega nuestro post explicativo sobre cuánto tarda en cargar un coche eléctrico. Entendemos que la información puede resultar compleja, sobre todo por el cambio de paradigma que supone pasar de la combustión al eléctrico, con todas las tarifas y modos de carga que eso supone. Sin embargo, estamos seguros de que nos acabaremos acostumbrando y viendo con naturalidad.