Realizar mantenimientos y revisiones periódicas a nuestro vehículo es primordial para su correcto funcionamiento. Sin embargo, a veces, nos entra la duda: ¿Cuándo fue la última vez que cambié el aceite? ¿Cada cuánto se cambia? 


Tranquilo/a, todos nos hemos hecho preguntas acerca del mantenimiento de nuestro coche. 

En el post de hoy te daremos respuesta a algunas de ellas. ¡Sigue leyendo! 


¿Cuánto tiempo puedo estar sin cambiar el aceite?


El motor de nuestro vehículo es una de sus partes más importantes. Para que este funcione, es necesario que esté correctamente lubricado. Aquí entra en juego el papel del aceite del coche. Es el encargado de lubricar todas las piezas y evitar que se caliente en exceso, además de prolongar así su vida útil. Protege del desgaste y limpia las impurezas. 

Para conocer qué mantenimiento debe tener el aceite, lo mejor es recurrir al manual del fabricante del vehículo. Aun así, te dejamos una orientación:

Ten en cuenta que los vehículos más modernos ya informan al conductor del nivel de aceite y de cuándo necesitará cambiarlo. Echa un vistazo a nuestras ofertas de renting de vehículos de última generación

La diferencia en kilómetros entre los coches nuevos y antiguos se debe a que utilizan un tipo de aceite diferente. Lo habitual es que los primeros utilicen aceites sintéticos con aditivos, desarrollados para largas distancias. Mientras que los antiguos llevan aceites semisintéticos o minerales, con menor duración, obligando a cambiarlos con menor kilometraje.

Obviamente no pasará nada si te excedes unos kilómetros o un par de meses en el tiempo, pero, nunca dejes que pasen más de 24 meses entre cada cambio. Con el tiempo y el uso, las propiedades lubricantes disminuyen, pudiendo provocar una avería. ¡Ojo! Te saldrá mucho más caro reparar la avería que cambiar el aceite. Los daños pueden ir desde un desgaste prematuro del motor hasta un gripado (rotura) del mismo.

¿Cuánto cuesta cambiar el aceite?


El coste del cambio de aceite varía según el tipo de motor. No todos los vehículos utilizan el mismo aceite. Teniendo en cuenta esto, el precio suele oscilar entre los 50 y 100 euros

Además, no olvides cambiar el filtro de aceite. Este elemento es la pieza que filtra las impurezas para que no obstruyan el motor. Como tal, debería sustituirse con cada cambio de aceite. 

El precio del cambio del filtro de aceite varía entre los 8 y 20 euros, dependiendo del modelo del coche. Viendo el coste que supone, no compensa no cambiarlo. Además de que es casi imposible conocer si está fallando. 

¿Qué tipo de aceite lleva mi coche? 


¿Es el mismo aceite para un coche con motorización diésel que para uno a gasolina? ¿Cuál es el adecuado para mi motor? Conozcamos primero un poco sobre la nomenclatura de los aceites. 

En España, utilizamos aceites multigrado, que tienen un alto rango de viscosidad -fluidez- que varía en función de la temperatura. Son perfectos para turismos que circulan por lugares donde la temperatura es cambiante. 

Uno de los aceites más utilizados en motores de gasolina y diésel de vehículos ligeros es el 5w30. Lo interpretamos así: va desde un grado de viscosidad menor a 5 a un grado de viscosidad superior a 30.

Te explicamos a grandes rasgos la nomenclatura de los aceites multigrado: la “W” significa “winter”, invierno. El número que va antes, indica la viscosidad del aceite a bajas temperaturas, -por eso la “W”-, y el posterior, la viscosidad a temperaturas más altas, cuando el motor está en marcha. Cuanto más bajo sea el primer número, más fino será el aceite. 

Si lo que necesitas es rellenar el motor con un poco de aceite, solamente te hará falta fijarte en el índice de viscosidad -la fluidez del lubricante según la temperatura- para escoger el correcto. Sin embargo, si necesitas cambiarlo por completo, deberás tener en cuenta el manual del fabricante. Sigue en todo momento sus instrucciones y especificaciones.

Además, no mezcles aceites con distintas viscosidades, ya que no interactúan. Eso sí, puedes mezclar aceites de distintas marcas siempre y cuando respetes la viscosidad y su grado de calidad (API). 

¿Qué ocurre si no utilizo el aceite adecuado?

Si escogemos un aceite con mayor viscosidad que la que necesita nuestro vehículo, no fluirá correctamente entre las piezas del motor. Esto puede provocar que, en situaciones de frío, deje los componentes sin lubricante. Como resultado, podría comenzar a fallar o incluso romperse alguno de ellos. 

En caso de utilizar un lubricante con menor viscosidad, este se volverá tan líquido que se escurrirá sin generar la película lubricante para las piezas. Y, como hemos visto, esto podría provocar una avería. 

¿Cómo relleno el aceite del coche?

Si necesitas cambiar por completo el aceite y no estás acostumbrado a hacerlo, lo mejor es que acudas a tu taller de confianza.

Igualmente, si solo vas a rellenar el aceite de tu vehículo, ten en cuenta los siguientes pasos

  1. Pon el coche en una superficie llana, con el motor frío. 
  2. Abre el capó.
  3. Busca la varilla del aceite, sácala y límpiala con un papel, antes de realizar la medición. 
  4. Vuelve a introducirla. Nos marcará la cantidad de aceite que hay almacenado. 
  5. Comprueba que el nivel esté entre el mínimo y el máximo. Si hay menos, rellénalo. Si hay más, quita el exceso. Ambos casos pueden provocar una avería. 

Te preguntarás cómo retirar el exceso de aceite, si es que te has pasado. Podrías hacerlo con una aspiradora con sonda o desenroscar el filtro del aceite, si es accesible, y recogerlo con otro recipiente.

Esperamos que este post te haya servido de ayuda. Recuerda, ante la duda, utiliza el manual del fabricante del vehículo. Ahí se detalla todo lo que necesitas saber sobre las especificaciones y el cambio del aceite. Evita sustos e imprevistos. 

¡Nos vemos en la próxima entrada!