Ofrecemos ofertas de renting de coches híbridos & eléctricos,
adaptadas a las necesidades de cada conductor

¿Quieres pasarte a un coche eléctrico o híbrido pero aún no estás segur@ de dar el salto? Atrévete con un renting sin entrada y mantenimiento incluido y conduce tu nuevo coche eléctrico cuando, cuanto y como quieras

Un coche Eco pensado para ti:

Las ventajas de Soluty

Precio sin Entrada

Precio sin entrada

Puedes suscribirte 100% online a cualquier vehículo, sin ningún tipo de coste inicial o pago previo. Tú decides qué condiciones se adaptan mejor a ti, y ¡A rodar!

Impuestos Incluidos

Impuestos incluidos

Nuestros precios están cerrados. Sin sorpresas de última hora ni costes imprevistos. La oferta que configures será tu precio final

Seguro Incluido

Seguro incluido

A todo riesgo. Nuestros coches vienen con seguro incluido, para que sólo tengas que pensar en qué coche te gustaría conducir

Revisión y Mantenimiento

Revisión y mantenimiento

Te ofrecemos un servicio completo con mantenimiento y revisión en talleres autorizados. Preocúpate sólo de disfrutar de la carretera

Cambio de Ruedas

Cambio de ruedas

El cambio de neumáticos es ilimitado, en función de su desgaste. También viene incluido el cambio de ruedas por reventones

Asistencia en Carreteras

Asistencia en carretera

Dispondrás de asistencia en carretera las 24 horas del día, servicio que va incluido dentro del precio final. Tendrás la espalda totalmente cubierta

Coches Eléctricos Soluty

El renting de coche eléctrico consiste en la contratación de un vehículo eléctrico durante un periodo de tiempo (generalmente, entre 24 y 60 meses). Esta modalidad es, actualmente, la más rentable entre particulares autónomos y empresas. Se debe a que no requiere ni cuota inicial ni gastos de mantenimiento, ya que en Soluty cubrimos ambos.

¿Por qué un renting de coche eléctrico?

Seguro que ya te suena. Tener un renting de coche eléctrico es algo cada vez más común. De hecho, en los últimos años ha sido una tendencia que no ha hecho más que crecer y, hasta la fecha, no se espera que esta disminuya.

Generalmente, se cree que es imposible tener un renting de coche eléctrico barato que tenga todas las garantías de un renting normal. Sin embargo, esto es totalmente falso. A día de hoy, tener este tipo de renting te garantiza tener precios competitivos con la tecnología más puntera. Además, aparte de estar en la cresta de la movilidad sostenible estarás participando en el futuro de la sostenibilidad. Conducir de forma ecológica nunca ha sido tan fácil.

Puntos fuertes del renting

Bien, ya hemos visto de forma general por qué ese renting de coche eléctrico que buscas es ideal para ti, pero tal vez busques más motivos (para ti o para cualquier detractor del renting, como tú prefieras).

Leer más

Poca Inversión Inicial

De hecho, cuando nos referimos a que con el renting de coche eléctrico tienes poca inversión inicial nos referimos a que esta es prácticamente nula. Empezarás a pagar directamente las mensualidades acordadas desde el primer momento. Eso de tener que pagar algunos meses por adelantado o tener que realizar un gran desembolso inicial es cosa del pasado. En el modelo de movilidad de Soluty no hay cabida para estas prácticas.

Etiqueta ECO

Con el renting de coche eléctrico de Soluty tendrás la etiqueta ECO. Como sabrás, un vehículo eléctrico no se ve afectado por las normativas vigentes de reducción de la contaminación que tienen las ciudades. Esto se debe, esencialmente, a que la huella de carbono que genera directamente tu vehículo es igual a 0.

Por este motivo, tu renting no solo va a ser el coche más sostenible, sino que no vas a tener impedimento en aparcar gratuitamente en prácticamente cualquier zona azul además de poder circular por las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE).

Reducción de Costes TCO (coste total de la propiedad)

Seguro que no te sorprende, pero las cuotas del renting de coche eléctrico son bastante más económicas que tener que pagar la propiedad entera de un vehículo. Si a esto le sumas tanto el seguro como el mantenimiento verás que estamos hablando de una diferencia de dinero muy pronunciada donde el renting se mantiene como el más rentable.

En definitiva, el renting es más asequible.

Mejora Constante

Como ya hemos mencionado antes, la duración de un renting no suele exceder nunca los 5 años. De hecho, cuando termina el contrato es bastante común cambiarte a la versión más moderna del vehículo.

¿Esto qué supone? Bueno, con un motor de combustión esta ventaja puede pasar más desapercibida. Sin embargo, el mercado de los vehículos eléctricos está en un crecimiento constante tanto de calidad como de rendimiento. Por lo tanto, la ventaja está clara. El renting de coche eléctrico de Soluty te permite poder tener siempre el último coche del mercado, con el mayor alcance y la mayor seguridad. Por supuesto, comprar el vehículo directamente te limita esta posibilidad, por lo que aquí el renting se vuelve a llevar el punto.

También hay que tener en cuenta que no solo hay una mejora constante de los propios vehículos eléctricos. También se está dando un incremento constante tanto de los puntos de recarga como de la accesibilidad de este tipo de coches. Además, conforme los países europeos vayan aumentando sus redes de conexión eléctrica, el vehículo eléctrico cada vez dispondrá de más accesibilidad.

Medidas Fiscales

Por supuesto, un renting de coche eléctrico tiene varias ventajas a nivel fiscal. Estas actúan principalmente sobre los autónomos y las empresas.

En el caso de los autónomos, este renting les permite tener una deducción fiscal del IVA soportado, cuando el vehículo se usa para la actividad profesional. También hay una deducción fiscal de la cuota de renting en el IRPF para actividades económicas en estimación directa.

En el caso de las empresas, también tendrán una deducción fiscal por su renting de vehículo eléctrico. Además, podrán tener otra deducción fiscal en base a su cuota de renting en el Impuesto de Sociedades.

¿Quién puede contratar un renting de coche eléctrico?

Como ya hemos visto, un renting de coche eléctrico se puede adaptar a las necesidades de prácticamente cualquiera. Pero, dependiendo de el organismo o individuo al que se refiere estaremos hablando de unas cualidades u otras.

Renting de coche eléctrico para particulares

Esta modalidad de renting cada vez es más popular entre particulares. Lo que más llama la atención de esta oferta es la capacidad de renovación del coche eléctrico conforme vence el contrato. Además, es la opción ideal para moverte por ciudad, teniendo en cuenta que no se verá afectado por las restricciones anticontaminación.

También hay que añadir que, con este renting, estarás contribuyendo a no producir ningún tipo de huella de carbono de forma directa. Con esto no solo estarás ayudando al medioambiente, sino a que tu comunidad tenga un entorno más saludable y con menos polución.

Renting de coche eléctrico para autónomos

Por supuesto, tiene varias ventajas fiscales (como hemos visto previamente) que ya de por si son un buen aliciente. Sin embargo, otro factor que todo autónomo debería tener en cuenta es que, con este tipo de renting, tendrás menos imprevistos mecánicos, ya que los coches eléctricos requieren menos mantenimiento. Por lo tanto, es un valor seguro para preservar tu tiempo.

Renting de coche eléctrico para empresas

Tal vez las empresas se puedan considerar las más aventajadas para adquirir un renting de coche eléctrico. No solo cuentan con todas las ventajas fiscales que ya hemos mencionado. Este tipo de renting supone un compromiso de tu marca hacia la sostenibilidad, el cual es un factor cada vez más valorado tanto por el consumidor final como por los compradores intermedios. Tener un renting de coche eléctrico es la diferenciación completa en la movilidad ecológica respecto a la competencia.

¿Por qué debes contratar un coche eléctrico?

Te explicamos por qué decantarte por un coche eléctrico y no por un vehículo convencional de combustión diésel o gasolina.

Por lo general, el renting de coches eléctricos es más caro. Sin embargo, este sobrecoste se ve amortizado por el ahorro de combustible.

Además, no dependen de la gasolina o el diésel, que cada vez suben más sus precios, sino de la red eléctrica. Cargar la batería de un coche eléctrico puede costar unas 5-6 veces menos.

En cuanto a las reparaciones, los coches eléctricos no cuentan con los mismos elementos que los convencionales: ni caja de cambios, ni filtros, ni correas. Por ello, su mantenimiento es más sencillo y barato. En concreto, un 25% menos de coste. Igualmente, una de las ventajas del renting es el mantenimiento incluido, así que reparar tu coche eléctrico no será un problema para ti en ningún momento.

Por último, muchas grandes ciudades ya restringen el tráfico de los vehículos más contaminantes. Los vehículos eléctricos cuentan con ventaja, incluyendo zonas de aparcamiento reservadas y puntos de recarga.

¿Cómo se carga un coche eléctrico?

Diferenciamos tres tipos de carga de eléctricos:

  • Carga convencional, con el enchufe de casa, de 16 amperios y una potencia que va de los 3,6 kW a los 7,4 kW. Tarda unas seis horas en cargarse al 100%.
  • Recarga semirrápida, con un enchufe especial de 32 amperios y una potencia de entre 11-22 kW. Tarda unas cuatro horas.
  • Recarga rápida, con cargadores de potencia superior a los 50 kW y una carga del 80% en media hora. Requiere una instalación extra, dado su alta potencia.

¿Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico?

Calcular el gasto de la carga de un coche eléctrico es complicado. No todos las horas tienen el mismo coste en el mercado eléctrico.

Teniendo en cuenta el coste de los enchufes públicos, que varía entre los 0,20 y 0,50 euros por kWh, cargar una batería de 50 kWh podría costar entre 10 y 25 euros.

Existen páginas donde puedes comprobar el coste de cargar un vehículo eléctrico concreto, como esta del Ministerio de Transición Ecológica.

¿Cómo se calcula el precio del renting?

Seguramente, cualquier persona que ha oído hablar del renting o se haya propuesto adquirir uno se ha preguntado cómo se le pone el precio. Bien, es más sencillo de lo que parece. En la mayoría de los casos, el precio se asienta sobre 3 variables principales: el tipo de vehículo, los kilómetros contratados al año y la duración del contrato.

Tipo de vehículo

Por su parte, los kilómetros contratados por año serán una representación orientativa del uso que le vas a dar a tu renting a lo largo del año. En general, el precio será más caro conforme los kms vayan aumentando, ya que lo estás “desgastando” más.

La preocupación más habitual cuando se contrata este factor es ¿Y qué pasa si me excedo con los kms que he contratado? Muy sencillo. En este caso se te cobrará una comisión aparte dependiendo del número de kms que te hayas pasado.

Pero no te preocupes, al menos en Soluty el precio por km excedido no suele superar los 0,06 €. Por lo que tampoco deberías preocuparte tanto por esto.

Duración del contrato

La duración del contrato regula el número de meses durante los que tendrás el renting. Cuanto mayor sea la duración del contrato, menor será la cuota mensual, por lo general.

Por esto mismo, suele haber dos tipos de conductores. Los primeros, los que prefieren contar con una duración de contrato superior (unos 60 meses) y una tarifa inferior.

Los del segundo tipo contratan una duración inferior (unos 24 meses) y, a pesar de que tienen una tarifa mayor, cuentan con la ventaja de poder renovar antes contrato para tener la última versión de su vehículo. Por este motivo siempre están a la última en lo que a tecnología y seguridad respecta.

Por eso mismo, el renting de Soluty es completamente personalizable y está 100% adaptado al conductor.