Es un hecho que en lugares como Países Bajos el uso de la bicicleta es mucho más habitual que aquí. Es allí donde nace un nuevo tipo de rotonda, con el objetivo de garantizar una mayor seguridad para los ciclistas: la rotonda holandesa. 

La influencia del norte de Europa ha traído consigo la implantación de esta en algunas partes de España, empezando por Logroño y Bilbao. Un estreno que trajo consigo cierta polémica, pues muchos conductores desconocen cómo circular por ella. 

Por eso, en este artículo te contaremos cómo reconocerla y cómo usarla correctamente. En Soluty Renting velamos por tu seguridad y por la de los que te rodean.


Cómo circular correctamente en una rotonda holandesa

La función de la rotonda holandesa no es otra que salvaguardar la vida de los ciclistas que circulan por ella. El objetivo es crear un espacio seguro que les permita cruzar sin sufrir un accidente.

Esta rotonda añade un carril bici en su exterior. Es decir, un anillo más únicamente destinado al tráfico de bicicletas. 

Si conducimos un coche y nos aproximamos a la rotonda holandesa, debemos fijarnos en si viene algún ciclista por dicho carril. Este tiene prioridad sobre nosotros. Por tanto, debemos detener nuestro vehículo y dejarlo pasar. 

Lo mismo ocurre al tomar la salida de la rotonda. Antes de hacerlo, debemos ceder el paso a los ciclistas que quieran cruzar por delante de nuestro vehículo. 

Además, la rotonda holandesa no solo protege a los ciclistas, también a los peatones. En los alrededores de esta, suele haber pasos de cebra señalizados. En este caso, es el peatón quien tiene preferencia. Es decir, el ciclista tendría que parar para dejarlo cruzar. 

¿Qué diferencia hay entre una glorieta y una rotonda?

Ambos términos son correctos y apenas cuentan con diferencias. “Glorieta” se utiliza mayormente para designar las plazas circulares dentro de las ciudades, según la Real Academia Española (RAE). 

En cuanto al término “Rotonda”, se utiliza en mayor medida en el ámbito de la carretera. 

En el Reglamento General de Circulación, la palabra utilizada es “Glorieta”, en ningún caso se emplea “Rotonda”. Sin embargo, es una palabra que podemos encontrar en textos de la Dirección General de Tráfico (DGT), lo cual crea confusión.  

En general, utilizamos un término u otro en función a la costumbre del lenguaje. 

Además, antiguamente, las glorietas eran edificaciones de principios del S.XX situadas en medio de una calle para generar un giro a su alrededor. 

Como hemos dicho, ambas son correctas. 


¿Cuáles son los tipos de rotondas?

Soluty Renting hace un repaso de los tipos de rotondas más comunes. Diferenciaremos tres: la rotonda clásica, la turborrotonda y la rotonda partida. 

La rotonda clásica ya la conoces. La forman uno o dos carriles, el exterior y el interior. Sus normas son bien sencillas: el que circula dentro de la rotonda tiene preferencia y solo puede abandonar la rotonda por el carril exterior. Como en todas, debe usar el intermitente para ello. 

La turborrotonda se utiliza en lugares con mayor tráfico de vehículos. Cuenta con líneas continuas que no permiten el cambio de carril. Es decir, los carriles interiores sirven para ir recto o para girar. Mientras, el carril exterior es para salir en la primera salida o para seguir recto, dependiendo de la señalización. 

En las turborrotondas es importantísimo fijarse en las líneas continuas para saber si podemos cambiar de carril o no. 

Por último, la rotonda partida. Cabe destacar que no se reconoce como una rotonda propiamente dicha. Se rige por las normas de las intersecciones, es decir, el de la derecha tiene prioridad si no hay señalización que indique lo contrario. 

Las rotondas partidas cuentan con dos tramos, generalmente en distintas direcciones, que atraviesan la circunferencia de la misma. 



Además, podríamos añadir otro tipo de rotondas como las rotondas con semáforo, las dobles o la miniglorieta. Sin olvidarnos de la rotonda holandesa, que te hemos explicado en este post.

¿Cómo circular en una rotonda?

¿Todavía no te ha quedado claro cuáles son las normas de circulación en una rotonda? No pasa nada. En Soluty Renting te explicamos todas las claves para circular por rotondas sin miedo. Evita posibles accidentes utilizando el intermitente al salir y respetando siempre las prioridades.