Hoy venimos a hablar de una de las piezas más importantes para el funcionamiento de tu coche. Te damos unas pistas: está en los bajos, se conecta con la rueda y es imprescindible aplicarle un cuidado detallado. ¿Sabes ya de qué estamos hablando?

 Pues efectivamente, hablamos del palier.

¿No sabes cómo el motor lleva la energía hasta la rueda y te preocupa cómo puedes llevar a cabo su mantenimiento? Tranquilo, en este post te lo contamos TODO, desde qué es esta pieza, cómo funciona, los tipos que hay y, sobre todo, como se puede detectar una posible avería.

¡Empezamos!

palier coche mantenimiento

Qué es un Palier

El palier es la parte del coche que se encarga de transmitir el giro a la rueda. De hecho, esta pieza (también llamada semiárbol, semieje o flecha) es una de las más importantes de tu vehículo. Básicamente, es una barra articulada que realiza la transmisión gracias a las juntas homocinéticas.

Comprende el conjunto de piezas que transmiten la fuerza a las ruedas. El palier se conecta al diferencial, que es la pieza que le transmite la energía desde el embrague. Dependiendo de dónde se encuentre esta parte el vehículo tendrá un tipo de tracción u otra:

Pero ¿Cuáles son sus características? Veámoslo

Partes del Palier

Se suele denominar palier al conjunto de piezas que lo forman. Es decir, a todas las piezas de esta parte del vehículo. Pero, para que lo entiendas mejor, te vamos a explicar cada una de forma individual:

Palier: Es la barra metálica que lleva consigo el giro. Esto lo consigue llevando el movimiento del motor a la rueda. Es vital que se encuentre en buen estado para que el coche funcione bien. Si no está completamente recta significa que tienes una avería y que tienes que llevar tu coche al taller.

Juntas homocinéticas: Son el elemento de sujeción entre la barra y la rueda. Con esto nos referimos a que es la pieza encargada de unir una parte con otra (algo así como el pegamento). Es decir, cada palier se conecta con la rueda y el diferencial mediante 2 juntas homocinéticas. Una para cada lado.

palier coche que es - Soluty


Guardapolvos (o fuelles): Son unos recubrimientos de goma con forma de acordeón que cubren las juntas y las lubrican. Sirven para que haya la menor fricción posible durante la transmisión.

Abrazaderas: Son los elementos que fijan los guardapolvos al palier de forma rígida. Es muy importante que no haya holgura en este para que no pueda llegar a causar una avería. También hay que asegurarse que no haya grasa en la pieza cuando se coloca.

Tipos de Palier

Pero seguro que quieres conocer los diferentes tipos de palieres que hay. Estos son los 3 principales:

Semiejes sin articulación:

Solo verás este tipo de palier en ejes rígidos motrices. Se conectan a la trompeta (prolongación del diferencial) por un lado. Por el otro se unen con la rueda.

Semiejes con articulación:

La suelen tener los vehículos con tracción delantera. Sin embargo, también los tienen los de tracción trasera si tienen suspensión independiente.

Suspensiones independientes:

Estas suspensiones son de triángulos superpuestos o McPherson. Esto suponer que el palier también se mueve de forma vertical. Con esto nos referimos a que tiene suspensiones independientes y, por lo tanto, requiere palieres que en la unión al diferencial cuenten con juntas.

Al menos estos son los principales. Si quieres conocer todos los tipos que hay te dejamos una lista con los tipos de palieres.

Averías

Ya que hemos visto cómo funciona esta pieza, vamos a ver cómo cuidarla y qué hacer si tenemos una avería. 

Un palier te debería durar intacto unos 150.000 kms. Sin embargo, hay una serie de problemas comunes que pueden conseguir que te quedes tirado. ¡Tranquilo!, te contamos cómo evitarlos.

Problemas comunes

Dentro de los problemas habituales que puedes tener, los más recurrentes son los siguientes:

Curvatura o doblez:

Cuando la barra no se encuentra totalmente recta. Esto puede llegar a causar problemas en la dirección.

Holgura en el eje:

Esto se da cuando el eje y el palier no se encuentran correctamente fijados. Con esto se pierde precisión en la dirección y energía. En este caso, es mejor cambiarlo pronto.

Junta homocinética en mal estado:

Esto se da por el uso del vehículo. Lo peor de este problema es que es muy difícil de detectar. Cuando esto pasa se escucha un leve traqueteo y eso ya indica que se trata de un problema considerable. La única solución para evitar esto es revisar los fuelles de forma habitual.

Rotura:

La barra metálica se rompe y el coche deja de poder circular. Es un caso muy extremo, pero puede llegar a pasar si no se sigue un mantenimiento efectivo.

palier coche Soluty

Cómo saber que el palier tiene un problema

Hay 2 formas principales de averiguar esto. Sin embargo, nosotros te recomendamos que adoptes toda la precaución posible a la hora de probarlas. No queremos que sea peor el remedio que la enfermedad.

Pero antes de sospechar que puedas tener una avería deberás saber cuáles son las causas de una rotura.

Causas de rotura

Estas son las causas principales por las que puedes llegar a sufrir una rotura:

Uso Excesivo:

Una vez que recorres los 150.000 kms que comentábamos antes puedes empezar a tener problemas. En este caso hará falta una revisión por parte de un profesional. Este te indicará si es necesaria o no una sustitución.

Impactos o golpes:

Es una de las piezas más expuestas del coche. Por esto, es probable que se pueda dañar con una piedra, resalto o cualquier otro elemento.

Problemas de lubricación:

Ya hemos dicho que la lubricación está en los fuelles. Pero, si estos se sueltan, la grasa se saldrá y el palier quedará expuesto a agua y otros elementos que harán que se oxide.

Abrazaderas en mal estado:

Si estas fallan la grasa se saldrá de los guardapolvos. Esto hará que la grasa gotee y que al cabo del tiempo deje el sistema sin ningún tipo de lubricación.

Seguro que quieres evitar estos problemas. Por eso mismo, te enseñamos también unos consejos sobre cómo alargar la vida útil de esta pieza.

4 consejos para cuidar tu palier

Revísalo de forma periódica: Siempre que lleves a revisión tu coche pide que miren también el palier junto con el aceite y los filtros.
No permitas que los desgastes diarios agraven la situación. Sobre todo, cuando hablamos de las abrazaderas.
Evita conducir por superficies que puedan dañar el bajo de tu coche. 
Presta especial atención a la lubricación interna del coche. Cuida de que no haya ninguna rotura.

Pero realmente el mejor consejo para no tener problemas de mantenimiento es tener un renting. En el Catálogo de Soluty  tenemos las mejores ofertas con mantenimiento incluido. ¡Te invitamos a echarle un ojo!