Si tienes un coche de más de 30 años, seguro que te planteas matricularlo como histórico para disfrutar de todas sus ventajas. En el post de hoy te contaremos todos los requisitos necesarios para hacerlo. Podrás presumir de vehículo con certificación histórica. ¡Sigue leyendo!

¿Cuándo se puede matricular un coche como histórico?


Teniendo en cuenta el Real Decreto 1247/1995, de 14 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Vehículos Históricos, para ser considerado como histórico, tu vehículo deberá cumplir una serie de condiciones:

También se considerará vehículo histórico si está incluido en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español o está declarado bien de interés cultural, ya sea por pertenecer a una personalidad o por haber formado parte de la historia. E incluso, si está considerado vehículo de colección, y que, por sus características y singularidades, debiera acogerse a esta catalogación.

¿Qué se necesita para matricular un vehículo histórico?


Antes de matricular tu coche como histórico, deberás conseguir que la Comunidad Autónoma en la que resides lo catalogue como tal. Para esto, solicita a un Laboratorio Oficial acreditado por la Comunidad Autónoma la inspección del vehículo (no todos los laboratorios son válidos). Es la Delegación de Industria la que otorga o no la condición, por ello, el laboratorio deberá tener su aprobación. 

Tendrás que aportar la documentación que te indicamos a continuación, si se trata de un vehículo nacional: 

En caso de ser un vehículo de importación, la documentación necesaria es otra:

El laboratorio en cuestión emitirá el informe técnico de propuesta de catalogación como Vehículo Histórico, para después presentarlo ante la administración competente de la comunidad autónoma.

Una vez recibida la resolución favorable y ya con el coche acreditado como Vehículo Histórico, antes de matricularlo, acude a la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de la provincia e indica que solicitas una inspección para conseguir una matrícula para un coche histórico.

Con la ITV aprobada, te harán una nueva tarjeta de inspección técnica donde se recojan la fecha de fabricación, las especificaciones y las restricciones de conducción del vehículo. 

A continuación, te explicaremos cómo realizar los trámites para su matriculación en la Dirección General de Tráfico (DGT). 

¿Cómo y dónde se realizan los trámites?

La matriculación del vehículo debe hacerla el titular del vehículo o cualquier persona autorizada en su nombre. Si estás en este último caso, puedes designar a un representante en el Registro de apoderamientos de la DGT.

Podrás realizar los trámites de manera presencial o por internet. Para la opción presencial, acude con la documentación solicitada y un documento que acredite tu identidad -DNI, permiso de conducción español, tarjeta de residencia, pasaporte o Número de Identificación de Extranjeros- a una Oficina o Jefatura de Tráfico. Recuerda solicitar cita previamente a través de su página web o mediante el teléfono 060. 

La tramitación de manera online se realizará a través del Registro Electrónico, para el que necesitarás tu DNI electrónico, certificado electrónico o cl@ve. Solamente tendrás que seguir los siguientes pasos: 

¿Qué ventajas tiene un coche histórico?


Ahora que ya sabes cómo solicitar la matriculación de tu vehículo histórico, te contaremos qué ventajas tiene. Además de la satisfacción de conducir un coche antiguo o especial por sus características, conseguirás cierto ahorro en gastos como su seguro o controles de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). 

¿Es necesario asegurar un vehículo histórico? 


Sí, si el vehículo está dado de alta o en la vía pública deberá contar con un seguro, además de tener la ITV en regla. Por suerte, los seguros de los coches históricos suelen ser más baratos. 

¿Cada cuánto tiempo tiene que pasar la ITV? 


Lo habitual en estos casos es acudir a la ITV en función de su antigüedad, según marca la DGT: 

AntigüedadFrecuencia de inspección
Menos de 40 añosCada 2 años
Entre 40 y 45Cada 3
Más de 45Cada 4


¿Qué limitaciones tiene un coche histórico?


Aunque la matriculación como vehículo histórico tiene ventajas, también existen limitaciones. Dependiendo de sus capacidades, podrá o no circular por cada vía. 

En caso de que no supere los 40 km/h, solamente podrá circular por el arcén. Y, en caso de que no supere los 60 km/h, no circulará por autopista ni autovía. 

Cabe destacar también que por sus características, los vehículos históricos están exentos del cumplimiento de las normas en materia de anticontaminación.

Además, aquellos vehículos que no cuenten con un sistema de alumbrado adecuado y señalización óptica, tampoco podrán circular entre la puesta y salida del sol, ni en situaciones donde sean necesarios dichos sistemas. 

Ya te hemos explicado todo lo que debes saber sobre la matriculación histórica. ¡Ahora solo queda que des el primer paso!