Las luces adaptativas forman parte de la tecnología de los coches desde hace ya unos cuantos años. Desarrolladas inicialmente por la compañía alemana Hella, actualmente existen diferentes modalidades que nos podemos encontrar entre los fabricantes del sector.

Con el objetivo de mejorar el ángulo de visión, no deslumbrar a los demás conductores y evitar accidentes, las luces adaptativas han sabido hacerse un hueco entre los “extras” más demandados de la industria.

Lo cierto es que contar con un sistema de luces que se adaptan a las circunstancias de la conducción es todo un adelanto.


Para


¿No sabes lo que son las luces adaptativas? No te preocupes, te lo contamos en este post


¿Qué son las luces adaptativas?

Las luces adaptativas, con sus diferentes tipos, son, en resumen, un conjunto de luces, generalmente LED, que se encienden y apagan guiándose por una serie de parámetros como pueden ser el giro del volante, el GPS o según la velocidad de la circulación.

Forman parte de los sistemas de seguridad activa del vehículo, y su función es mejorar la calidad de visión del conductor para favorecer la marcha y evitar posibles accidentes, encendiendo y apagando las luces según lo requiera la situación.

Este tipo de luces, legales pero no obligatorias, comenzaron a utilizarse en 2007 y las ofrecen numerosas marcas, normalmente como extra o de serie en algunos de sus modelos.


Hella, el origen de las luces adaptativas. Faros AFS


La tecnología para las luces adaptativas fue desarrollada por la compañía alemana Hella con el nombre de AFS (Sistema Avanzado de Iluminación Frontal). El sistema AFS se creó para complementar la rigidez de las luces de cruce, que limitan la visibilidad del conductor en determinadas maniobras.

La base de las luces adaptativas AFS es una tecnología llamada VarioX, que supone un módulo cuyo cilindro es accionado por un motor para dirigir las luces hacia la posición adecuada. Según la información recibida, el sistema se adaptará en sus diferentes modalidades: ciudad, campo, condiciones climáticas adversas, autopista, etc.

Actualmente el desarrollo de las luces adaptativas dispone de las siguientes funciones en sus modelos más actualizados:

Luz de ciudad


La luz de ciudad se activa a velocidades inferiores a 55 km/h, normales en entornos urbanos. Se trata de una luz de tipo amplia que ilumina hasta zonas de la acera para poder detectar rápidamente a peatones. Al mismo tiempo, verticalmente está limitada, para evitar deslumbrar al resto de conductores.

En este caso, el área cuya visibilidad se mejora está en torno a los 90º

Luz de carretera nacional (ILR)


Este tipo de luz adaptativa se activa por encima de los 55 km/h, que marca el corte para las luces de ciudad, y los 100 km/h, límite establecido en muchas carreteras nacionales. 

En este caso, el módulo VarioX ilumina el arcén izquierdo de la carretera para mejorar la visión del conductor, sin llegar a deslumbrar al resto de vehículos, que en una carretera nacional vendrán en sentido contrario.

Con una función avanzada (las luces adaptativas llevan varias generaciones de desarrollo), captan cuando se aproxima un coche en sentido contrario y disminuyen el haz luminoso.

Luz de autopista


La luz de autopista se activa cuando el coche circula con una velocidad superior a los 100 km/h, y se centra en ampliar la visibilidad en las curvas, mejorando el rango de visión del conductor.

Luz de curvas


Las luces adaptativas de curvas se activan según el giro del volante. Los faros alcanzan los 15º de inclinación (activando el cilindro del módulo VarioX), para iluminar la curva que se esté tomando.

Luz de condiciones climáticas adversas


En el caso de que la climatología no acompañe (lluvia o niebla, por ejemplo) y la velocidad sea inferior a los 70 km/h, las luces adaptativas optan por aumentar la distribución de luz, reduciendo la luz de largo alcance.

Cómo funcionan las luces adaptativas


Ahora que ya sabemos las funciones y el funcionamiento básico de las luces adaptativas, toca conocer un poquito más profundamente cómo funcionan y de qué componentes constan.

Como tal, el sistema de luces adaptativas dispone de diferentes subcomponentes que son controlados por la ECU (Unidad de Control Electrónico) del coche. Así, tenemos que cuenta con:

La ECU del coche recibe todos estos datos y ordena al motor acoplado al cilindro del módulo VarioX de cada faro la función que debe ejecutar. Al mismo tiempo, las luces adaptativas cuentan con su propio sistema de autonivelación, que envía a la ECU información sobre el nivel al que iluminan los faros, para así evitar deslumbramientos.

luces adaptativas - Soluty


Tipos de luces adaptativas


A medida que la tecnología se ha ido desarrollando, han aparecido diferentes tipos de luces adaptativas, que se sirven de tecnologías distintas para modificar el ángulo y la cantidad de luz que emite el vehículo. Veamos las más populares:

Asistente de luces de carretera. Cuando las luces son controladas por cámara


Este tipo de luces recopilan la información necesaria a través de una cámara instalada en el parabrisas. Con la información recogida sobre la velocidad, las condiciones climáticas, el giro del volante al tomar las curvas e incluso la cantidad de luz natural, se elabora un informe que se convierte en órdenes dirigidas al mecanismo de las luces adaptativas.

Luces de giro estáticas


Se activan recopilando información sobre el giro del volante. Llegan a mejorar en un 90% la visibilidad. Fueron el primer tipo que salió al mercado. Son aquellas que iluminan el área que queda sin iluminar cuando el coche toma una curva.


Asistente de iluminación predictiva


Este tipo de luces adaptativas basan su acción en la información recopilada a través del sistema de navegación del coche. Es decir, toma información por satélite para poder anticipar sus acciones al trayecto que se está realizando.

Luces adaptativas con regulación de altura según carga


Según la información recogida por el sistema de suspensión del vehículo. Si el coche lleva mucha carga en la parte trasera, o un remolque, la altura de las luces puede aumentar y deslumbrar a otros conductores, por lo que el sistema detecta la inclinación del coche y modifica la altura de las luces para evitar deslumbramientos.

Encendido automático


Tal vez sean a las que estamos más familiarizados, ya que su implementación es habitual en todo tipo de modelos actuales. Este tipo de luces adaptativas detecta obstáculos y enciende o apaga las luces largas según sea necesario.

Luces adaptativas con iluminación independiente


Este tipo de luces adaptativas, de tipo LED, disponen de un gran número de puntos de luz que regulan su potencia y activación según la información recogida por los sensores instalados en el coche.

Ventajas de las luces adaptativas

Las luces adaptativas ofrecen una serie de ventajas muy interesantes dentro de los sistemas de seguridad activa, como son:

Como has podido comprobar, las luces adaptativas han sido, y son, una gran noticia en términos de seguridad aplicada a la conducción. Además, la tecnología sigue desarrollándose, por lo que esperamos nuevas mejores y funciones en los próximos años. Para poder disfrutarlas, eso sí, necesitarás de un vehículo moderno, y la mejor opción para poder optar a uno sin tener que acarrear su pérdida de valor y otros gastos, es a través del renting.