Hoy en día muchas son las marcas de automóviles que entran en la nueva política de emisiones 0. Tanto es así que muchos de los consumidores a la hora de comprarse un coche nuevo no tienen muy claro qué tipo de coches nuevos existen en el mercado. ¿Coche a gasolina o coche híbrido? ¿híbrido enchufable o híbrido no escuchable? Sin embargo, todo dependerá del uso que le demos a nuestro vehículo. 

Para poder resolver todas tus dudas y que puedas elegir tu coche híbrido sin ningún problema hemos realizado esta publicación para explicarte las principales diferencias entre un híbrido enchufable y no enchufable. 

Pero antes de entrar en materia, déjame decirte que, si la opción de comprar un coche híbrido no te convence, existen otros métodos como el renting flexible que te permitirá cambiar de vehículo siempre que lo necesites. Prueba un coche híbrido sin entrada y con gastos y mantenimiento incluidos.  ¡No nos enrollamos más, seguimos!

Diferencia entre híbrido (HEV) e híbrido enchufable (PHEV)



Aunque ambos comparten bastantes características, se tratan de vehículos diferentes. La principal diferencia tiene que ver con el motor eléctrico. El coche híbrido convencional utiliza la mayor parte de su tiempo el motor de combustión y, en ocasiones, suplementa con la parte eléctrica. En cambio, el vehículo PHEV (híbrido enchufable) combina en todo momento ambos motores, siendo las ciudades el lugar idóneo para su conducción. 

A todo esto hay que sumarle el tamaño de las baterías, que en el caso de los híbridos enchufables son más grandes que las de los híbridos convencionales, favoreciendo así su autonomía.

La clave está en el uso que le daremos al vehículo. Si estamos buscando una conducción por ciudad, la continua reducción de marcha y frenados cargará el motor eléctrico dándole una mayor autonomía con respecto al híbrido convencional. 

diferencia entre hibrido e hibrido enchufable - Soluty

Por otro lado, otra de las principales diferencias es que los motores eléctricos de los PHEV son mucho más potentes. Sin embargo, tienen el inconveniente de que necesitarás tener disponibilidad de un estacionamiento de recarga disponible. Sin embargo con los híbridos enchufables podrás despreocuparse de este apartado. 

Híbrido (HEV) no enchufable. Autonomía en la ciudad. 

Como norma general, un híbrido no enchufable (HEV) es un vehículo que contiene dos tipos de propulsiones, motor eléctrico y motor de combustión, que se activan de forma eficiente con el objetivo de incrementar la autonomía de tus viajes. A su vez, sus baterías son capaces de cargarse gracias a la inercia, temperatura y fuerza de su otro motor. 

Estos coches llevan un equipamiento de baterías mucho menor que los híbridos enchufables (PHEV), liberando mucha menos carga y favoreciendo a la autonomía. 

Una de las ventajas de estos coches es que están catalogados con una etiqueta ECO, permitiendo circular en las grandes ciudades por tramos que un coche convencional no podría. 

¿Cómo se carga un coche híbrido (HEV) no enchufable?



Gracias al motor eléctrico de los coches híbridos, estos pueden autogenerar suficiente energía para cargar sus baterías. Las desaceleraciones, frenadas o el propio motor de combustión son los encargados de generar energía eléctrica extra para ir cargando la batería de los coches híbridos no enchufables. 

La energía que se genera se almacena en sus baterías para luego utilizarla para arrancar el coche y moverse a baja velocidad sin utilizar el motor de combustión, y así reducir el consumo de combustible. Además, cuando el vehículo frena por completo se apagan tanto el motor de combustión como el eléctrico y la energía de la batería pasa a formar parte de otros componentes del coche. 

Híbrido enchufable (PHEV), hechos para el día a día

Este tipo de vehículos también se denominan PHEV por sus siglas en inglés Plug-In Hybrid Electric Vehicle. Al igual que el no enchufable dispone de dos tipos de propulsiones que se complementan. Sin embargo, en este caso no se autocarga con la inercia del coche, sino que únicamente existe la opción de enchufarlo. 

La autonomía del motor eléctrico ronda los 40 kilómetros, suficiente capacidad para realizar los desplazamientos cotidianos. Aquí surge la principal desventaja con respecto al híbrido no enchufable, porque sus baterías son de una capacidad mucho mayor y el motor de combustión o la propia energía generada en las frenadas no es capaz de cargar la batería.

¿Cuánto tiempo tarda en cargar un coche híbrido enchufable?


Si lo que te preocupa es el tiempo de carga de un coche híbrido enchufable, te damos las claves para que tengas en mente el tiempo que necesitas para completar su carga. 

A la hora de cargar un coche híbrido todo dependerá del tipo de cargador que utilices y la potencia de carga. A mayor potencia menor será el tiempo de carga de tu vehículo. Si tu idea es cargar tu vehículo en un enchufe de corriente estándar, el tiempo de carga es de unas seis horas y en menos de tres horas si utilizas los supercargadores. 

Lo más habitual es que los híbridos enchufables vengan equipados con cargadores compatibles con estaciones de recarga pública de 3,7 kW, 7,4 kW, 11 kW y 22kW. 

¿Qué tipo de conector utiliza un híbrido enchufable?

Cargar tu coche híbrido se puede realizar desde tu propia casa o bien en lugares específicos que cuenten con cargadores externos (centros comerciales, supermercados…). Sin embargo, es importante saber qué tipo de conexiones son compatibles con tu vehículo a la hora de buscar estaciones de carga y, así, evitar posibles disgustos.

Estos son los conectores más habituales en el mercado actual: