Cómo dar de baja un coche


Llega un momento en la vida de un coche en el que toca decir adiós, o hasta luego. Sea porque ya no da más de así, porque necesita una reparación que tendrá que esperar, o porque cambias de país, dar de baja un coche es uno de esos trámites poco conocidos pero que conviene controlar llegado el momento.

En este post te explicamos cómo dar de baja un coche, los tipos de baja que hay y la forma de recuperar un coche dado de baja para la circulación. También conocerás la documentación necesaria, la que te será entregada si el vehículo es destruido y el coste de los diferentes trámites.

Abróchate el cinturón porque ¡Allá vamos!

Soluty como dar de baja un coche

Qué hay que hacer para dar de baja un coche

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de dar de baja un coche es qué tipo de baja queremos tramitar. Tenemos a nuestra disposición la baja temporal, la baja definitiva, la baja de un coche histórico, incluso la baja de un coche robado.

En pocas palabras: 

Lo cierto es que, llegado el momento, dar de baja un coche nos puede suponer un alivio económico, tanto en lo referente a las reparaciones como a nivel impuestos. Un coche dado de baja ya no pagará el impuesto de circulación de su ayuntamiento. Ni el seguro obligatorio.

¿Qué dice la ley?


La baja de los vehículos está regulada por la Ley sobre el tratamiento de vehículos al final de su vida útil. Esta ley explica que, al final de la vida útil del coche, se le considerará residuo una vez un CATV (ahora vemos lo que es) emite un certificado de destrucción o el de tratamiento medioambiental del vehículo. Además, el coche deberá estar en el recinto del propio CAT.

Los vehículos abandonados también serán considerados residuos, y ojo, porque abandonar el coche en la vía no es una opción, porque acarrea multas que pueden llegar hasta los 3.000€ o superiores según las posibles sanciones de Medio Ambiente.

A propósito, no podrás dar la baja de tu coche si tiene alguna carga, como puede ser un embargo o un precinto.


Diferentes tipos de baja, al gusto del usuario


Como comentamos antes, hay distintos tipos de baja según lo requiera la situación, desde la temporal hasta la definitiva. A continuación, veremos las peculiaridades de cada uno de los tipos para entender mejor cómo dar de baja un coche.

Baja temporal de vehículo


Dar de baja temporal un coche supone que tiene, de entrada, un carácter temporal.Dar de baja temporal un coche supone que tiene, en principio, un carácter temporal. Esto significa que está previsto que vuelva a la circulación en un momento dado (no hay fecha límite). Pero también puede pasar al estado de baja definitiva.

Para este tipo de baja tienes que tener en cuenta que no lo podrás dejar en la vía pública, ya que un coche estacionado “al aire libre”, debe tener seguro e ITV en regla. Por lo tanto, si das de baja de forma temporal un coche tendrás que guardarlo en una propiedad privada.

Documentación necesaria

El trámite de baja temporal puedes hacerlo tanto de forma presencial como telemática a través de internet.
En el caso de hacerlo online, necesitarás:

En cambio, si optas por hacer el trámite de forma presencial, necesitarás:


Coste del trámite

La tramitación de la baja temporal de un coche tiene un coste de 8,67€, correspondiente al pago de la tasa 4.1. Puedes comprarla a través de internet o realizar el pago en la jefatura de tráfico (con tarjeta de crédito o débito, nunca en metálico).

Alta de vehículo en baja temporal

Para volver a dar de alta un coche que está de baja temporal deberás hacer la solicitud, que podrás cubrir de forma online o presencial. Podrás hacerlo en cualquier momento, pero antes de volver a circular tendrás que asegurarte de tener seguro y la ITV actualizada, además de pagar el impuesto de circulación.

Este trámite supondrá volver a abonar la tasa 4.1, de 8,67€, que ya pagaste para dar el coche de baja.

Ojo, si tu vehículo ha sido dado de baja de forma definitiva, este no es el trámite correcto

Baja definitiva de un coche


La baja definitiva de un coche significa retirarlo de forma definitiva (bueno, no) de la circulación. Supone que será dado de baja y destruido por haber llegado al fin de su vida útil.

El trámite habitual será entregar el coche en un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CATV, un desguace), donde será reciclado y se te entregará el justificante de baja definitiva, que necesitarás utilizar de cara a otros trámites administrativos.

CATV, el desguace de toda la vida


Cuando veas la palabra CATV relacionada con el motor, hará referencia a los Centros Autorizados de Tratamiento de Vehículos. Comúnmente los conocemos como desguaces, pero conviene resaltar que no todos están autorizados sobre cómo dar de baja un coche y su gestión.

Por suerte, en la DGT se puede consultar un mapa con todos los CATV activos de España, incluidas las islas.

Documentos de baja y destrucción


Puedes llevar adelante la baja definitiva de tu coche en cualquier CATV, sin necesidad de solicitar cita en tráfico (salvo que el desguace no haya entregado la baja de tu vehículo, en cuyo caso, deberás pedir). Por lo demás sólo necesitarás:

Coste del trámite

En este caso, el trámite de baja definitiva es gratuito

Baja de un coche histórico


Cómo dar de baja un coche histórico es un trámite diferente. En este caso, sí se requerirá de una cita previa. Los vehículos históricos van a dejar de circular, pero no van a ser destruidos.

Documentación necesaria


La baja de un coche histórico se puede gestionar tanto de forma online como presencial. 
En el caso de hacer la gestión por internet:


Será necesario que cubras algunos documentos y acredites documentación. Una vez se tramite la baja, se te notificará mediante un correo electrónico.

Si optas por hacer el trámite de forma presencial necesitarás pedir antes cita previa, ya sea por internet o llamando al 060. La documentación a presentar será:


Coste del trámite

Al igual que la baja en un CATV, la tramitación de baja de un coche histórico es gratuita

Baja definitiva por traslado del vehículo a otro país

como dar de baja un coche
Si te trasladas a otro país y te llevas tu coche contigo también necesitarás tramitar su baja definitiva en España, a fin de que puedas matricularlo en tu nuevo país de residencia.

Te preguntarás cómo trasladarlo una vez lo hayas dado de baja. Tienes dos opciones:

En el caso de que vayas a sacarlo fuera de la UE deberás firmar una declaración que acredite que el vehículo con es un residuo

Documentación necesaria


La baja definitiva por traslado a otro país la puedes gestionar de forma telemática o presencial. Pero también podrás gestionar la situación inversa, es decir, que quieras trasladar tu coche desde el extranjero.
Mediante medios online necesitarás:


Si prefieres tratar la gestión de forma presencial, deberás entregar toda la documentación pertinente en una jefatura de tráfico. Esto es:

En el caso de realizar el trámite desde el extranjero, además de por vía online, podrás valerte de las instituciones diplomáticas disponibles, presentando allí la documentación y pagando la tasa en la Jefatura Central de Tráfico mediante transferencia.

Coste del trámite


La tasa para el traslado de un vehículo a otro país es la 4.1, con valor de 8,67€. Sin embargo, si el vehículo tiene una antigüedad superior a los 15 años, quedará exento del pago.

Rehabilitación de vehículo en situación de baja definitiva

Existe la posibilidad de revertir la baja de un coche. Se conoce como rehabilitación, y se puede aplicar en los siguientes casos:


¿Cómo dar de baja un coche que ha sido robado?


En el caso de que el coche haya sido robado, se deberá tramitar una baja temporal, pero se hará a través de una denuncia, y el trámite será gratuito. De la misma manera, una vez recuperes el vehículo, serán los propios cuerpos de seguridad quienes tramitarán el alta.

Baja del Impuesto de Circulación


Cuando se tramita la baja de un coche en un CATV, se te hará entrega de un certificado de destrucción del coche y del informe de la baja, que expide la DGT. Una vez los tengas, podrás dirigirte a tu ayuntamiento para solicitar la baja del impuesto de circulación.

Otros casos

Hay algunas circunstancias no del todo contempladas pero que pueden ocurrir, te las resumimos:


Como has podido comprobar, dar de baja un coche es algo mucho más sencillo de lo que se pueda pensar inicialmente. De todos modos, una buena manera de no tener que enfrentarse a decirle adiós a un coche es mediante el renting. En Soluty contamos con una oferta actualizada de vehículos nuevos en modalidad de renting, sin entrada y con impuestos y mantenimientos incluidos en la cuota.