El coche es uno de los vehículos más utilizados para movilizarse diariamente. Sin embargo, no todas las personas se pueden permitir la compra de un vehículo en propiedad. Por eso, muchas se han decantado por alternativas más económicas como el renting o el leasing. En el post de hoy, te contamos en qué consisten estos servicios y cuáles son sus beneficios, para que puedas decidir cuál es la mejor opción para ti. Conocer la diferencia entre leasing y renting te ayudará a tomar la decisión más acertada.

Qué es el renting


El renting es un contrato de alquiler de un vehículo por un período largo de tiempo, normalmente entre 3-5 años. Esta modalidad de alquiler se paga a través de una cuota periódica mensual, sin ningún costo adicional. 

Uno de los beneficios principales es que el contrato de renting te proporciona una cobertura total del vehículo. Es la empresa de renting la que se encarga de realizar todos los trámites y pagos del vehículo: impuestos de matriculación y circulación, seguro del vehículo, mantenimiento, revisiones, averías y todo tipo de costes adicionales. Además, disponen de un buen seguro de vehículo que cubre los gastos del coche y de la persona que lo conduce. 

En lo que respecta a la formalización del contrato de renting, se trata de un proceso muy sencillo que solo necesitará el consentimiento mutuo de ambas partes. 

En Soluty Renting, te ofrecemos la ventaja de realizar todo el procedimiento de alquiler a través de Internet, sin tener que presentarte en la oficina. Además, disponemos de varios modelos de vehículos de última generación, a precios más competitivos. 

Qué es el leasing


El leasing es un contrato de alquiler de un vehículo con opción de compra. El cliente que alquila el automóvil, debe pagar una entrada inicial y una cuota mensual fija hasta finalizar el contrato. Además, deberá hacerse cargo de todos los gastos relacionados con el vehículo: impuestos, seguro del coche, ITV y revisiones periódicas, entre otros. 

En cuanto al contrato de arrendamiento, su formalización es un poco más compleja que la del renting, debido a que se debe efectuar a través de una entidad de crédito.

Otra de las características del leasing, que lo diferencian del renting, es que solamente puede ser contratado para una actividad profesional, es decir, el cliente debe ser una empresa o autónomo. Además, en el caso del leasing, solo se puede utilizar un vehículo, que será el que finalmente compres en caso de así quererlo.

En cambio, con el renting, puedes cambiar de modelo de vehículo siempre que lo desees, por el coche que más se adapte a tus necesidades en ese momento. Y, si quieres renovar el contrato, tienes total disponibilidad en el renting de coches. 

Qué opción me conviene más


Como has podido leer, el renting y el leasing son dos formas de alquilar muy similares. Ambos te permiten estrenar coche sin necesidad de comprarlo y, en ambos casos, eliges el coche que quieres. Son las diferencias entre el leasing y renting lo que te ayudará a descartar una de ellas.

Si quieres tener un coche por un periodo largo de tiempo, pero no quieres hacerte cargo de los costes o los trámites administrativos, el renting será tu mejor opción. Porque, como ya hemos señalado antes, el contrato de renting te cubre todos los costes ocasionados por el vehículo. Si, por el contrario, lo que deseas es tener un coche en propiedad, pero prefieres primero alquilarlo por un periodo de tiempo, tu mejor opción es el leasing. 

Piensa en la opción que más te convenga según tus necesidades y seguro que tomarás una buena decisión. Y, si te decides por el renting, no dudes en contactar con Soluty Renting, ya que nosotros te ofrecemos automóviles de última generación a precios más competitivos. Si estás interesado, no te olvides de echar un vistazo a nuestras ofertas de renting para particulares.