¿Sabes qué gastos tiene una empresa por tener un vehículo en propiedad?

Tener un vehículo en propiedad suele ir mucho más allá de lo que es el desembolso que debemos afrontar al comprarlo. Los gastos son muchos y variados: reparaciones, impuestos, mantenimiento, entre otros.


Muchas empresas poseen vehículos en propiedad, esto a simple vista puede ser una ventaja para cubrir las necesidades que se encuentran ligadas con el negocio, sin embargo, tener un vehículo en propiedad conlleva otras obligaciones.

A través de este artículo te desvelaremos los diferentes tipos de gastos que tiene que afrontar una empresa por tener un vehículo en propiedad.

    El seguro

Este gasto va a depender del modelo de vehículo que disponga la empresa y de las coberturas contratadas para el mismo. 
Un seguro a todo riesgo Premium, puede resultar bastante caro, y las primas anuales pueden incrementarse de un año para otro.

    Mantenimiento

Mantener en buen estado un vehículo, supone destinar un alto porcentaje del presupuesto anual para tal fin. Las revisiones y los cambios de neumáticos deben ser periódicas para que el vehículo se encuentre en un estado óptimo que evite posibles averías, que impidan llevar a cabo la actividad empresarial.

    Financiación

Si al comprar el vehículo, la empresa ha solicitado un crédito, esto conlleva un gasto adicional a modo de intereses que incrementa el coste total del vehículo adquirido por parte de la empresa.

    Los impuestos

Este punto es esencial, ya que los impuestos deben cancelarse anualmente y representan un gasto fijo para todos los vehículos que sean de tracción mecánica. Las empresas con flotas de vehículos grandes serán las más perjudicadas.

    El impuesto de sociedades

Se trata de un deducible anual y las empresas deben corroborar que el vehículo es únicamente para el uso exclusivo de la empresa, de lo contrario, la empresa no contará con los beneficios  completos de la deducción, solo contaría con la mitad. Es importante que la empresa acredite que el vehículo es exclusivo para las actividades de la compañía y debe justificar las causas legales.

    El impuesto sobre valor añadido (IVA)

Este impuesto se puede deducir al 100%, esto si el vehículo es usado únicamente para la actividad empresarial, de lo contrario sólo se deducirá el 50%. 

    Inspección del vehículo (ITV)

Este es otro aspecto a tener muy en cuenta y la misma debe hacerse anualmente si el vehículo posee más de 10 años. Ahora bien, si el vehículo es de primera matriculación, entonces no se debe realizar la inspección del vehículo hasta que haya pasado los 4 años y luego de esa fecha cada 2 años. 

Cómo ves los gastos que tiene que asumir una empresa por tener un vehículo en propiedad son muchos, calculando todos estos gastos, puede que te des cuenta de que sale mucho más rentable otras alternativas, tales como: El Renting, este te permitirá disponer de un alquiler que puede ser a mediano o largo plazo. Con esta opción evitas los pagos iniciales que son extremadamente elevados y que además podría imposibilitar lo que es la compra de un vehículo en propiedad.

    El Renting

Actualmente, el renting ofrece muchas ventajas que te ayudarán a reducir los costes que son derivados del uso de los vehículos.  Además, el renting suele basarse en el empleo de vehículos que no se adquieren en propiedad, no se necesita un desembolso inicial, esto permite un control mayor del gasto y adaptar la flota de vehículos a las necesidades de la empresa. 

Dentro de las ventajas que proporciona el renting para las empresas se encuentran las siguientes:

  • Puedes disponer de una amplia variedad de vehículos donde podrás elegir la mejor opción para tu empresa.
  • Se evitan los gastos derivados de la cancelación del seguro y de los impuestos de titularidad del vehículo, ya que se encuentran incluidos dentro de la cuota mensual. 
  • Se reduce el coste total.
  • Si lo deseas podrás cambiar el vehículo cuando finalice el contrato. 
  • El renting, permite a las empresas reducir o ampliar su flota de vehículos de forma inmediata, sin necesidad de hacer frente a una inversión elevada. 
  • En el caso de las empresas, la cuota del renting es deducible.
  • La flexibilidad en la duración de los contratos de renting, le ofrece a las empresas la posibilidad de elegir la opción que mejor se adapte a sus necesidades.
  • El renting te proporciona servicios disponibles las 24 horas. 

Es importante tener en cuenta que una de las grandes ventajas del renting es su cuota mensual fija, que incluye todos los gastos derivados de su uso, lo que te permite evitar facturas que muchas veces suelen ser inesperadas.  

Podrás disponer de una mayor comodidad y de la inmediatez que tanto has deseado, ya que todos los pagos y los servicios del vehículo se encuentran centralizados en uno solo. Esto significa que no tendrás que esperar por todo el proceso que implica la compra de un vehículo. Es importante destacar que podrás disponer de un vehículo de última generación, con los últimos avances del sector, en seguridad, eficiencia y confort. 

Si lo que estás buscando es evitar los gastos imprevistos asociados a uno o más vehículos y optimizar su gestión, lo más recomendable es que optes por la contratación de un renting. Este servicio nace con el propósito de brindar soluciones de movilidad que sean efectivas para las empresas.